Desde el set

‘Blood Oath’, otra adaptación sobre vampiros

Por Barzini - 19 mayo 2010  |

Blood Oath

Según Heat Vision Lucas Foster a través de Warp Films, adquirió los derechos de Blood Oath, una novela de acción de vampiros escrita por Christopher Farnsworth, con la intención de generar una franquicia acerca de un agente secreto vampiro, a bordo de una historia que mezcla politica y acción sorenatural.

Blood Oath se centra en Nathaniel Cade, un vampiro capturado por el Ejército de EE.UU. inmediatamente después de la Guerra Civil, que se ve obligado a prestar juramento al presidente Andrew Johnson y a proteger la presidencia como miembro del servicio secreto durante casi 150 años. El vampiro hace pareja con un nuevo agente humano, viéndose a si mismos emvueltos en la investigación de un complot, que incluye una peligrosa trama entre la Casa Blanca y una nueva y monstruosa arma biológica.

“Esto siempre comienzó con el personaje para mí”, dice Foster -también productor del thriller Días de Ira (Law Abiding Citizen)- “Cade tiene una historia increíble, una gran actitud y un gran conjunto de poderes”.

¿Otra película de vampiros? Uno ya empieza a abrirse de este tipo de cosas, pero bueno, el libro aparentemente -según la fuente- viene acompañado de buenas críticas. “Es una gran idea, y es una idea que en las manos equivocadas podría haber sido cursi”, continúa Foster en la nota de Heat Vision, “Tiene el tono adecuado entre el thriller y la fantasía improbable. Quiero que comience rapidamente, y espero conseguir que entre en producción el año que viene”.


3 Comentarios

Dejá tu opinión:

  1. Un vampiro de la guardia pretoriana del presidente de USA???!!!!!!

    Ufff, el vampiro es uno de los más grandes personajes de la historia del cine …. !!!pero cuántas porquerías se han hecho en su nombre¡¡¡¡¡

  2. basta de vampiros, por dios….

  3. “Blood Oath se centra en Nathaniel Cade, un vampiro capturado por el Ejército de EE.UU. inmediatamente después de la Guerra Civil, que se ve obligado a prestar juramento al presidente Andrew Johnson y a proteger la presidencia como miembro del servicio secreto durante casi 150 años. El vampiro hace pareja con un nuevo agente humano, viéndose a si mismos emvueltos en la investigación de un complot, que incluye una peligrosa trama entre la Casa Blanca y una nueva y monstruosa arma biológica.”

    Es la típica 48 Hours pero con un vampiro… Ya no saben que hacer, muchachos…