Artículos

INCAA TV firma un acuerdo con Turner Internacional Argentina & Warner Bros

Por DC! - 23 noviembre 2012  |

Via INCAA TV


En el marco del Festival de Cine de Mar del Plata, el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) firmó un acuerdo con Turner Internacional Argentina & Warner Bros, compañías de Time Warner Company por el cual éstas últimas donaron cerca de 400 películas argentinas y otorgaron también la licencia gratuita para la emisión de dichos títulos en la pantalla de INCAA TV.

Más precisamente, en el contexto del Encuentro de Comunicación Audiovisual (ECA) durante las jornadas del festival marplatense -que fue inaugurado por la Presidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner el día viernes 23 de noviembre – la señal concretó la donación de películas nacionales en su soporte fílmico original.

El acto representó un acontecimiento único para la industria del cine argentino. Se contó con la presencia de Liliana Mazure, presidenta del INCAA, y Griselda Fortunato, Gerente General de Warner Bros Argentina.

A través del acuerdo, se recuperaron piezas cinematográficas que conforman gran parte del patrimonio cultural nacional. Se trata de filmes de todas las épocas, en formato de 35 y 16mm desde la novedosa década del 30, en la que incursiona el cine sonoro en la Argentina, hasta el inicio de los 90.

“Gracias a esta valiosa donación por parte de Turner, se ha recuperado un importantísimo acerbo cultural que permitirá que todos los argentinos disfruten gratuitamente de los grandes clásicos del cine nacional, dirigidos por directores de la talla de Leopoldo Torre Ríos, Lucas Demare, Torre Nilsson, David Kohon, Mario Soffici, Homero Manzi, entre otros. Es un gesto de Turner y un hito porque hace a nuestra identidad, pasado, cultura” afirma Eduardo Raspo –director y programador artístico de INCAA TV.

Entre los directores de la primera época se destacan por su impronta al cine nacional Enrique Susini (“Los 3 berretines”-1933), José Agustín Ferreyra (“Besos Brujos”-1937), Luis José Bayón Herrera (“Cándida”-1939) y Manuel Romero (“El cañonero de Giles”-1937), entre otros importantes nombres. Asimismo, la filmografía cuenta también con entrañables actores que hoy forman parte de la historia cultural argentina, como Niní Marshall, Tita Merello, Libertad Lamarque, Amelia Bence, Pepe Arias, Hugo del Carril, y Luis Sandrini, también las divas del espectáculo actual Mirtha Legrand (“Los martes Orquídeas” de Francisco Mugica -1941) y Susana Giménez (“Vení conmigo, seguime” de Luis Saslavsky -1972)

En la colección también se podrán encontrar 24 de los 30 filmes que dirigió Armando Bó a lo largo de su entonces polémica trayectoria, generada por el carácter erótico de sus filmaciones protagonizadas por la seductora Isabel “Coca” Sarli. La lista comprende tanto de su primera película, “Sin Familia” (1954), como de la legendaria “Carne” (1968) y su última producción “Una Viuda descocada” (1980).

La remasterización, clave del éxito

“Algunas de las copias donadas tendrán que ser remasterizadas, según las necesidades de programación, para que lleguen en las mejores condiciones posibles a la audiencia” rescata Raspo.

Es que para dar difusión al cine nacional, una de las decisiones trascendentes que se tomó desde la dirección de instituto fue la de concebir al canal como herramienta de difusión del cine y con una importante misión en lo que respecta a la recuperación de materiales fílmicos.

Con ese propósito, se puso en marcha un proceso de optimización de la imagen y el sonido de los masters de las películas, en una librería digital que alcanza ya más de 300 films.

“Podemos mostrar el cine clásico argentino de los años 30´, 40´ y 50´ con copias recuperadas, masterizadas y remasterizadas, porque hay mucho de ese cine o que estaba perdido o que no tenía master digital, o tenía un master en pésimo estado” agrega. Durante el proceso al material se le estabiliza el sonido y la imagen, y eso luego se puede pasar distintos soportes beta digital, DV-Cam, DVD, disco rígido.

“Es notable el salto de calidad que pegan las películas después de este proceso: se empiezan a escuchar bien, se ven bien, los negros están definidos, los blancos son claros, los colores cobran cuerpo, el un cambio muy valorado por el espectador” concluye Raspo.

0 Comentarios

Dejá tu opinión: