Artículos

Bernard Hermann: La música en “Taxi Driver”

Por Barzini - 12 abril 2009  |

Taxi Driver

Las bandas sonoras en muchas películas han sido más que “generar un clima”. Con sólo oir los primeros compases de determinadas creaciones de Nino Rota nos vendrán a la mente momentos de “The Godfather” (El Padrino), así como puede ocurrir con la música de “Superman” por ejemplo, o los spaghetti western musicalizados por Ennio Morricone, o llegar por ejemplo que se de el caso de una música compuesta muchisimos años antes como en el caso de “Manhattan” (1979), en donde Woody Allen acompaña esas imagenes de Nueva York con piezas clave de la trayectoria de Gershwin, y terminan formando parte de una pelicula de una manera tan vital que si no está ese sonido, sino está esa música de fondo es imposible que la pelicula sea lo mismo. No puede ser otra música, tiene que ser esa.

Y un día se filmó Taxi Driver

Personalmente me pasa algo fuerte con la música de “Taxi Driver”, la razón de más peso seguramente es la adoración que siento por esa pelicula de Martin Scorsese (de pie todos..), siempre fue una de mis tres peliculas favoritas -pregunten al resto de los compañeros que participan en este sitio y verán- y no puedo separar imágenes de lo que es su banda sonora, porque van perfectamente unidas desde los títulos, con las clásicas secuencias donde aparece la ciudad desde la visión de Travis como a través de un sueño, imágenes un tanto borrosas de calles y avenidas nocturnas vistas a través de un parabrisas en donde se proyecta el dibujo que generan las luces de los autos.. semáfaros… y ese espejo retrovisor que guarda la mirada de Brickle y los vidrios cargados con gotas de lluvia reciente. La música y la imagen fusionadas nos meten en la soledad de Travis Bickle, en medio de esa asfixiante rutina diaria que vive el taxista en la gran manzana.

[youtube width=”530″ height=”320″]http://www.youtube.com/watch?v=SWTv8toR3Ug[/youtube]

Hermann era de los tipos que componían de manera tal que la música sea  parte fundamental en las películas, como si fuera un actor más jugando un rol protagónico dentro del elenco. “Taxi Driver” fue el último trabajo de Bernard Hermann en el cine, un músico que compuso la partitura de innumerables clásicos de todos los tiempos como “Citizen Kane” (El Ciudadano”) y de gran parte de la filmografía de Alfred Hitchcock, como “Vertigo”, “Psycho” (Psicosis) o “North by Northwest” (“Intriga Internacional”), por citar tres ejemplos claros en la trayectoria de Hermann que murió a poco de concluir el score de Taxi Driver (la película lleva una dedicatoria final a su memoria). Su muerte repentina hizo que no alcanzara a ver su trabajo editado, pero pudo finalizarlo.

[youtube width=”530″ height=”420″]http://www.youtube.com/watch?v=NmJcmnS9Ab4[/youtube]

No hago música para taxistas

“Travis Bickle era el tipo de persona que oye nada más que las voces que hay en su propia cabeza, por eso yo estaba convencido que la única persona capaz de capturar ese estado mental era Bernard Herrmann”, dijo una vez Martin Scorsese, y en un principio al director le costó mucho convencer a Hermann de participar en la música del film: “No hago música para taxistas” le contestó una de las veces el músico. Aunque al leer el guión, no sólo comprobó que era un relato fantástico, sino que además el protagonista (Travis Brickle) tenía la manía de acompañar con brandy sus pochoclos, algo que también hacía el compositor.

Robert De Niro como Travis Brickle

La música –a diferencia de sus trabajos en “Vertigo” o “Psycho” (Psicosis)-  tiene base en el jazz, se emparenta con lo que hizo para “The Wrong Man” (“El Hombre Equivocado”), aquella película de Alfred Hitchcock  donde Henry Fonda es un contrabajista que toca en clubs nocturnos. Para la película de Scorsese, Hermnann basicamente usó instrumentos de viento, dándole como más aire de ”ataque” a determinados segmentos de tensión. Las cuerdas por lo general aparecen en un segundo plano. El saxo es casi protagonista en el tema central de la película, mezcla de onda ciudadana y “romántica” que contrasta en medio de la base ciertamente oscura que hay en general gracias a esa atmosfera creada por arreglos de vientos unidos a esa batería que marca los tiempos como si fueran los últimos momentos del protagonista. El tema central de la película –usado para los títulos- surgió de una vieja pieza de Hermann que no había grabado hasta ese momento.

En la parte final de “Taxi Driver”, cuando Travis se reencuentra con Betsy y la lleva en el taxi hasta su casa, luego de dejarla en su destino y seguir su rumbo el personaje de De Niro mira el espejo del auto como sorprendido por algo y se oye un sonido, ese sonido es algo que se le ocurrió meter a Hermann. Se basó en una nota del vibráfono y luego se la editó al revés, logrando ese efecto final.

Pese a  ser una película de 1976 la banda sonora tiene cierto clima cercano a algunos films de los años 50’s, época coincidente tal vez con su mejor momento creativo, participando en piezas claves no soló en la trayectoria de Hermann sino además en la historia del cine. Quizás por eso Taxi Driver no sea “una banda sonora más” en la vida de Hermann, fue la mejor manera de despedirse: una banda sonora que captura lo más brillante que su trayectoria en el cine ha dejado como legado.

[youtube width=”530″ height=”425″]http://www.youtube.com/watch?v=4DceFvKAw_w[/youtube]

Años más tarde, pese a ya no estar más en este mundo, Hermann volvió a sonar en una pelicula de  Scorsese, más concretamente en una remake de una pelicula en la que Hermann había hecho la partitura de la peli original. Esa pelicula no es más que la remake que Martin Scorsese hizo de un largometraje de 1962 llamado “Cape Fear” (“Cabo de Miedo), pero esa ya es otra historia.

3 Comentarios


Warning: sprintf(): Too few arguments in /home3/wag3qq0aeis4/public_html/wp-content/themes/demasiadocine/comments.php on line 45

Dejá tu opinión:

  1. PE-LI-CU-LON..

  2. Se agradece Spock! Es una enorme pelicula.
    Saludos y gracias por visitarnos y ser parte del sitio

  3. QUE BUEN INFORME! BUENISIMO LOCO!
    Me dieron una ganas tremendas de ver la peli!