Anoche vi

La Carretera: Camino a la Perdición

Por M - 23 junio 2010  |

the-road11

Cuando el hombre y su hijo emprendieron su travesía en este mundo devastado, no tenían un objetivo concreto. Está bien que tienen como meta llegar lo más al sur posible, persiguiendo una esperanza incierta de encontrar la salvación al alcanzar el mar, pero no deja de ser una simple excusa para seguir adelante, para no sucumbir. Y es que en este mundo devastado, que año a año va muriendo un poco más, donde ya no hay prácticamente animales y es imposible cultivar cualquier tipo de alimento, encontrar esa fuerza para seguir, ese “fuego interior” como lo describiría el padre, es en esta realidad la diferencia entre la vida y la muerte.

Es en este punto en el que la relación entre este padre y su hijo da los mayores frutos, y es por esta razón que La Carretera, basada en la novela homónima de Cormac McCarthy (ganadora del premio Pulitzer en 2007) nos transporta a una de las mejores representaciones de un futuro post-apocalíptico de los últimos años.

Realizada con un presupuesto de apenas 25 millones de dólares, el director John Hillcoat (Propuesta de Muerte -The Proposition-, 2007) nos lleva a realizar este viaje en el cual, más allá de que por momentos se sientan un poco largas las casi dos horas de duración, vivimos en carne propia la desesperación del hambre, la imposibilidad de bajar la guardia y la progresiva pérdida de la humanidad que va generando lentamente este ambiente hostil.

Todo esto de la mano de dos guías encarnados magníficamente por Viggo  Mortensen como el padre y Kodi Smit-McPhee (protagonista de la próxima remake norteamericana de Déjame Entrar) como el hijo. La relación entre ellos va creciendo y se va profundizando de tal manera que, al contrario de lo que sucede con otros films del género, el contexto en sí pasa a un segundo plano frente a las emociones que viven sus protagonistas.

Viggo Mortensen y Kodi Smit-McPhee como padre e hijo

Viggo Mortensen y Kodi Smit-McPhee como padre e hijo

El padre, duro y protector, va perdiendo su humanidad a cada paso, atormentado por un pasado que añora pero sabe que jamás volverá. Un pasado que al mismo tiempo lo transforma por momentos en un extraño frente a su hijo, un ser de otro mundo que el pequeño jamás conoció. Este último, de una enorme fragilidad y una fuerte inocencia, vive de la única forma que conoce esta vida que lo tocó, lo cual provoca un contraste y un distanciamiento entre ellos, en los cuales ambos se ven como extraños, sin poder comprender la actitud del otro. Sin embargo, es en estas circunstancias en que la realidad, ese contexto desolador con caníbales, cansancio y soledad, entra en escena para mostrarlos como dos caras de la misma moneda, unidos por el mismo propósito de no abandonar al otro, de seguir hasta el último aliento.

Y nosotros avanzamos con ellos. A cada momento el film va mostrando, con una cámara predominantemente fija y un contraste de planos abiertos y cerrados, una reconstrucción de ese mundo que, sin grandes efectos, resulta abrumadoramente crudo y real. Es posible sufrir el frío y sentir el olor, el paisaje está casi al alcance de la mano, como si pudiéramos introducirnos en él con solo atravesar la pantalla. Por momentos te quita la respiración y genera incomodidad, ganas de alejarse de ese paraje desolador.

Mortensen, Hillcoat y el pequeño que protagonizará la remake the "Let the right one in"

Mortensen, Hillcoat y el pequeño que protagonizará la remake the "Let the right one in"

Por supuesto que estos dos viajeros no están solos. Distintos individuos van cruzándose en su camino (un Robert Duvall irreconocible es el punto más alto) algunos con buenas intenciones, otros con malas, pero todos sobrevivientes de otro mundo, de otra realidad, resignados a morir en la desesperanza.

Y es en estos momentos donde este padre y su hijo ponen más en crisis sus dos realidades, donde más se manifiesta su forma distinta de ver el mundo, uno con ojos de otra época, otro con ojos que no conocen otra cosa. Y es así como esta relación va creciendo, va cambiando y va evolucionando, pero por sobre todas las cosas nos va guiando en este universo en el que les tocó vivir, donde una mosca puede ser la cena, una bala la luz de la esperanza y la muerte, tal vez, la única salvación posible.

the-road

9 Comentarios

Dejá tu opinión:

  1. Muy buena, increiblemente fiel a la novela, lo unico que le critico (aunque es super interesante en la pelicula) es la constante referencia a un dios que en el libro no esta.
    Lo de las estrellas y marte (esta nombrado una vez) me gustaban mas quizas por mi ateismo.

  2. La vi anoche y es totalmente fiel al libro, es tristísima y uno sufre a la par de los personajes, no es para esas personas que buscan un entretenimiento.- Un pelicula totamente diferente a las que se filman todos los días.- Lo de Viggo es impresionante y el nene maravilloso.- Yo la califico como muy buena y vale la pena verla en el cine.-

  3. Si, Nine fue un archimegafracaso. Pero esta, según los que saben, a duras penas llegó al costo en todo el mundo: http://boxofficemojo.com/movies/?id=road08.htm
    Una lástima.

  4. Hay que verla en el cine!!!!Yo la quise ver en un DVD trucho y la dejé porque me di cuenta que era lástima no verla en pantalla grande.- Estuve esperando el estreno, una verguenza lo que hicieron los distribuidores.- La película fue un fracaso en USA porque la estrenaron en muy pocos cines, pero anduvo muy bien en Europa, sobre todo en Inglaterra, Francia y España, ya duplicó lo que costó, no le fue tan mal.-La que mandó a la quiebra a los Westein, que son los productores, fue “el bodrio” de Nine.- La novela es muy buena y me gustó mucho esta crítica, así que este fin de semana no me la pierdo.-

  5. Y acá obviamente que fue destinada al fracaso en el momento en que comenzaron a patear el estreno. La gran mayoría a quien le interesaba esta película ya la vio hace meses. Y bue’.

  6. Si, eso es lo mas triste, el tremendo fracaso que significó en Usa (apenas recaudó 8 palos) y en el resto del mundo (a duras penas llegan a cubrir el costo). Es una lástima porque atenta contra este tipo de películas, que evidentemente el cine yanqui todavía puede dar pero están desapareciendo.

  7. Buena y oscura pelicula. Una de zombies sin zombies (afortunadamente). Gran trabajo de Viggo.
    Lastima que no le haya ido bien en su pais. Y aca, me temo que correrá la misma suerte. Muchos diran que no pasa nada, que no hay muertos vivientes, que le falta accion. Para mi le sobra humanismo y negrura. Una peli post apocaliptica distinta. Lo festejamos.

  8. La verdad que a la hora de transmitir tristeza y desesperanza, la pelicula lo logro en su totalidad de una manera nunca antes vista.-

  9. Muy buena crítica para una gran película. Solo me gustaría agregar y resaltar todo lo que ha mejorado Viggo M. en estos años.
    No la volvería a ver porque tiene un alto contenido de desesperanza que me dejó un mal sabor de boca, pero es elogiable en casi todos los aspectos.